En Cali, a pesar de todas las medidas que toman las autoridades por controlar la delincuencia en la ciudad durante este nuevo año, la sensación de inseguridad es algo que se sigue sintiendo entre los caleños al salir a la calle y en ocasiones, dentro de sus hogares y empresas.

Testimonios como éste, son los que siguen aterrando a los ciudadanos:  “En el semáforo de la carrera 66 con calle 5ta, un motociclista se acercó a mi carro y miró hacia el interior donde se encontraban mis hijos de 7 y 4 años. Después de eso, el motociclista avanzó al carro que se encontraba adelante y apuntó con un arma al conductor. Después de arrebatarle sus pertenencias por la ventanilla del vehículo, inició la huida estando el semáforo en rojo”

Desafortunadamente, estas historias son bastante frecuentes no solo en Cali sino en las diferentes ciudades del país. 

Consejos para poner en práctica:

Evite transitar por sectores oscuros y/o solos, llevando consigo elementos de valor (joyas, sumas considerables de dinero, celulares de alta gama, tarjetas de crédito y/o débito).
Varíe su rutina y hábitos para llegar a casa. Al seguir el mismo camino, establece una rutina. Modifique las horas y días en que realiza compras y las horas a las que regresa a su domicilio. Esto lo convertirá en una persona impredecible para el asaltante, quien no sabrá cuándo actuar.
Evite vestir con accesorios de lujo (joyas) y utilizar con frecuencia su celular. Manténgase alerta de todo lo que sucede a su alrededor.
Evite ir con las ventanillas abajo y asegure bien las puertas.
Los bolsos y/o maletines con portátiles en su interior, introdúzcalos en la bodega del carro para que no sean visibles para los delincuentes.
No permita que sus hijos jueguen con aparatos electrónicos en el interior del vehículo mientras transita en las calles de la ciudad.